Tratamientos anti-edad (anti-age)
Serán todos aquellos encaminados a paliar los efectos del paso del tiempo como blanquemientos, reposición de piezas ausentes, devolución de volúmenes perdidos, restauración de la forma y tamaño original de los dientes,… Todo ello desde un prisma “rejuvenecedor” de la Odontología.

Bruxismo (rechinar los dientes)
Todos somos rechinadores nocturnos, en mayor o menor medida. Para evitar desgastes de los dientes, contracturas e hipertrofias en la musculatura facial así como problemas de las articulaciones de la mandíbula con el cráneo (hay veces que se confunde el dolor de éstas con el dolor de oído por estar justo al lado) utilizamos, en aquellos en que empieza a producir secuelas, una férula de descarga como dispositivo de interposición para evitar el avance del problema que, en ocasiones requerirá la restauración protésica de todos los dientes si no hemos interceptado el problema a tiempo.

Tratamientos anti-ronquidos
No hace falta explicar qué es el ronquido, sobre todo a quien duerme con un roncador. Lo que sí hay que hacer es explicar por qué se produce. Esto es por un retroceso mandibular que hace descender la lengua ocupando así la vía aérea. Por tanto, para solucionar la mayoría de casos de ronquera bastará un dispositivo de avance mandibular durante la noche.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies